Sempre amb tu

Sempre amb tu

viernes, 2 de marzo de 2012

La Hipocresía como política

En la Intranet del Banco, el día 23-02-2012 apareció la noticia de que Santander se une a la red "más Humano".
La noticia alardea de que el Banco es la primera entidad financiera que firma un convenio con la Fundación Mujer Familia y Trabajo. La red promueve un modelo empresarial en el que el activo principal sean las personas.
El objetivo es promover el cambio hacia un modelo empresarial más humano y productivo que integre la gestión de los equipos y el desarrollo del talento .
Para colmo y cachondeo, el comunicado dice que José Luís Gómez Alciturri ha destacado sobre la firma del convenio:  "Es un paso más en el compromiso interno hacia nuestros profesionales porque apostamos por un Banco más humano, más competitivo, eficiente y productivo, en el que las personas sean el principal activo".
Definitivamente, o nos toman por tontos, o tienen un rostro marmóreo incapaz de sonrojarse mínimamente.
En una empresa donde se amenaza a la gente para trabajar sin horarios, este comunicado y las palabras de Gómez Alciturri son un insulto.
Porque hay que decirlo muy claro: En nuestra empresa se está despidiendo a compañeros por bajo rendimiento. Todos ellos trabajadores con escasa antigüedad y que al Banco le ha supuesto pagar auténticas migajas por su despido. En este Banco se ha sacado la máquina de podar y a quien se sale de la normativa, se le sanciona hasta con el despido. En Banco Santander se ha sancionado a trabajadores con la rebaja de categoría y se les deja realizando la misma función, cuando ya no tiene la categoría mínima indispensable para ello. A posteriori el Banco a veces vuelve a arremeter contra ellos manifestando que se han excedido de atribuciones. En esta empresa se permite que Jefes de Zona a través de correos electrónicos fuercen a la plantilla a saltarse la normativa, por ejemplo contratando tarjetas sin la firma, ni tan siquiera el consentimiento del cliente. En esta empresa a compañeros que se dedican a trabajar en su horario legal se les amenaza, se les traslada o se les quita las funciones. 
En definitiva, en esta nuestra empresa la conciliación es una pura entelequia un cachondeo. Y lo de un modelo más humano un chiste malo, sin gracia de Gómez Alciturri.
Esta es la realidad de la empresa y no otra. 
Por otro lado nada nos debe de extrañar, cuando el consejero delegado es una persona que sigue al frente después de haber sido condenado por la sala Penal del Tribunal Supremo por estafa procesal y denuncia falsa con 8 meses de prisión, multa e inhabilitación especial para cualquier empleo relacionado con la banca. Condena que el Gobierno de Rodríguez Zapatero, en su último Consejo de Ministros, por motivos que alguien debería de explicar procedió a su indulto. Indulgencia que tuvieron para él, y que la empresa niega de forma inmisericorde a cualquiera de los compañeros despedidos, sea sin motivo o bien por motivos indudablemente menores que por lo que fue condenado Alfredo Sáenz. 
En fin, si esto es ser humano, mejor ser perro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario