Sempre amb tu

Sempre amb tu

viernes, 15 de abril de 2011

El FMI quiere que los bancos entren en las cajas


José Viñals, el responsable financiero del FMI, no se quiso mojar ayer sobre la marcha del proceso de reestructuración de las cajas de ahorros en España, que conoce muy bien ya que fue subgobernador del Banco de España entre 2006 y 2009 (los años en los que se gestó buena parte de la burbuja financiera e inmobiliaria).

"Se están haciendo cosas y lo que hay que hacer es seguir en esa dirección", explicó Viñals a un nutrido grupo de periodistas españoles que le interrogaron por la "fragilidad" en la que aún continúan las cajas de ahorros españolas según el informe sobre la situación financiera mundial que publicó ayer el Fondo. "¿Que hay mucho por hacer? Sin duda. ¿Que es fundamental hacerlo con la mayor celeridad posible? Sin duda", matizó el otrora mano derecha de dos gobernadores del Banco de España (Jaime Caruana y Miguel Ángel Fernández Ordóñez).

Viñals aseguró fiarse de los criterios del supervisor en cuanto a la exposición de las cajas al ladrillo, pese a que en el informe se reseña como una de las amenazas vivas sobre las entidades, junto con la relación con los bonos soberanos y los altos costes para acceder al crédito.

El responsable del FMI cree también que "sería deseable" que bancos extranjeros o españoles entraran en estas entidades para mejorar los "mecanismos de disciplina del mercado" y considera "imprescindible mejorar el gobierno corporativo de las entidades y su profesionalizacion".

Pese a que las cajas acaparan en cierta medida el análisis del Fondo, también fija la mirada sobre el estado de las cajas alemanas (con bajo capital, según el informe), las italianas y las portuguesas, que están asimismo en una difícil situación. De hecho, la banca alemana tiene que afrontar el próximo ejercicio la refinanciación de casi la mitad de sus créditos, lo que pone en el disparadero su solvencia.

Además, el FMI asegura que su análisis de la banca europea arroja que un 30% de los bancos analizados (que poseen una quinta parte de los activos en Europa) no tiene un capital de máxima calidad del 8%, lo que ahora exige el Banco de España a los bancos y cajas españoles. Eso supone que cuando todos estén recapitalizados estarán en mejor situación que el 70% del sistema financiero europeo.

En el informe se pide que se extiendan las medidas de transparencia españolas al resto de la banca europea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario