Sempre amb tu

Sempre amb tu

miércoles, 2 de abril de 2014

Uno de cada tres consumidores ha contratado un producto bancario que no quería

Las estrategias de la banca para colocar productos financieros siguen siendo abusivas y poco transparentes

El 90% de los consumidores de productos bancarios tiene una mala opinión de los bancos. Así lo refleja la encuesta realizada por la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) a 4.000 personas. El análisis del sondeo ha estado coordinado por Javier Garcés Prieto, presidente de la Asociación Nacional de Estudios Psicológicos y Sociales y fue presentado este martes en la sede de la organización en Madrid.
La mayoría de los encuestados considera que las prácticas bancarias no han variado en estos últimos cuatro años de crisis, un 40% cree incluso que han empeorado pese a la reforma financiera y rescate bancario. Para Adicae, a pesar de que, durante estos últimos cuatro años, se han destapado el escándalo de las preferentes o de las cláusulas suelo, “las estrategias de la banca para colocar productos financieros siguen siendo abusivas y poco transparentes. Sigue buscándose una venta rápida, impidiendo la reflexión y el asesoramiento externo y perjudicando gravemente los derechos e intereses de los consumidores”. He ahí el principal problema que perciben los usuarios de banca, la falta de información y poco tiempo para reflexionar antes de firmar un contrato con su oficina bancaria.  
Bajo el título ‘Publicidad, transparencia al contratar y reclamaciones en consumo financiero', el estudio pone de manifiesto que casi tres cuartas partes de los encuestados (el 72%) afirma haber detectado en sus contratos características y condiciones contrarias a sus intereses y que no le habían sido explicadas correctamente y un 80% de ellos dice haber sufrido un perjuicio económico  y que en ocasiones ha podido ascender a los 350.000 euros.
En el 53% de los casos se afirma que la información previa a la contratación fue exclusivamente verbal y sin entrega de ningún documento explicativo, y un 39% afirma que no se les permitió sacar el contrato fuera de la oficina bancaria, pese a solicitarlo, previamente a la firma del mismo, impidiendo así su estudio o consulta.
Sobre la presentación y resolución de reclamaciones en los servicios de atención al cliente, el 80% de las mismas fueron desfavorables para el consumidor. Debido a la ineficacia de la vía extrajudicial, el 72% de los consumidores se vieron obligados a acudir a la vía judicial para resolver su problema.
A la pérdida de confianza en las entidades bancarias se suma ahora el descrédito de los supervisores, a los que los que un 71% de los consumidores suspenden. Los Servicios de Atención al Cliente de la banca son puntuados con un 1,61 sobre 5.
Como ha destacado Javier Garcés, coordinador del análisis sociológico de ADICAE, “lo que más teme un banquero es que un consumidor diga: me lo pensaré. La estrategia está encaminada a conseguir que el cliente firme sin pensarlo”, afirma.
Los productos que engloban mayor número de reclamaciones y quejas por parte de los consumidores son: Productos de ahorro tóxico preferentes y otros, un 42%); préstamos hipotecarios (39%), cuentas bancarias (21%) y tarjetas de crédito (17%).

No hay comentarios:

Publicar un comentario