¿Porqué somos de UGT?

¡Junts avancem!

Con este weblog, la Sección Sindical de la UGT en Banco Santander en Catalunya pone en vuestras manos una herramienta de información, mediante la cual aspiramos a haceros partícipes de toda nuestra actividad e ideas. Así mismo esperamos que nos vayáis enviando vuestra opiniones para que entre todos podamos ir mejorando la Sección Sindical.
El blog queda abierto para que cualquiera que lo desee publique comentarios sobre los distintos temas que vayan editándose ("clicaremos" la palabra comentarios que aparece en cada tema). No obstante, quedarán pendientes de ser aprobados por el moderador, quien velará para que ningún comentario contenga insultos ni palabras ofensivas hacia ideas, personas o instituciones. Esperamos vuestras aportaciones y sugerencias, las cuales a buen seguro nos ayudarán a ser mejores.
Para finalizar, en la tabla de la izquierda encontraréis una serie de enlaces con bastante información: Circulares, Acuerdos, Convenio, Revista Diáleg, etc..., que a buen seguro os serán de utilidad.

martes, 10 de julio de 2012

Nos engañaron: no habrá ayuda directa a la banca española

Hemos vendido la piel del zorro antes de cazarlo. Tras la última cumbre de la UE, la prensa nacional e internacional dictaminó que España, junto con Francia e Italia, habían sido los grandes vencedores de la misma. En el extremo de los perdedores se situaba a la canciller alemana, Ángela Merkel. El motivo de tal euforia era la aprobación de la posibilidad de recapitalización directa a la banca sin que el dinero pasase por el Estado.
Hoy, los ánimos están más calmados. Al parecer, recapitalizar directamente a la banca desde el fondo de rescate permanente (MEDE) no será posible inmediatamente. El vehículo para la recapitalización directa no estará listo hasta que se cree primero un mecanismo de supervisión bancaria para toda la Eurozona, y se cree que este no se constituirá hasta mediados de 2013.
El jarro de agua fría, como os podéis imaginar, ha sido terrible. La inyección directa a la banca era un punto crucial, ya que así la ayuda no pesaría en las cuentas públicas, rompiendo de esta forma elcírculo vicioso entre deuda privada y pública.
Ante esta situación, no le quedará más remedio al estado español que actuar como garante de la deuda, lo que supondrá un duro varapalo para los intereses del país y para el bolsillo de los contribuyentes, que veremos como nos toca pagar de nuestros bolsillos la pésima gestión bancaria de los últimos años.
Imaginamos que tanto De Guindos como Rajoy han sido plenamente conscientes de esta situación desde el principio. ¿Les habéis oído decir algo al respecto? Nada, mutismo absoluto. Aquí nadie ha abierto la boca para aclarar los términos del rescate y la incertidumbre generada comienza a destrozar los nervios de los más pacientes. Nos engañan y no reaccionamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada