Sempre amb tu

Sempre amb tu

martes, 1 de mayo de 2012

¡Viva el Primero de Mayo!

En un momento en el que España va camino de 6 millones de parados la fecha del Primero de Mayo, Día de los Trabajadores, cobra especial importancia. La defensa de los derechos de los trabajadores, pero también la de los parados – como trabajadores a los que se les ha usurpado su derecho al trabajo – se convierte en una fecha clave para dignificar a los trabajadores y reivindicar y reforzar la conciencia de clase.
El primero de mayo se celebra el Día Internacional de los Trabajadores, una fecha que también conmemora el aniversario de los graves sucesos acontecidos en Chicago en mayo de 1886.
Hoy 1 de mayo de 2012, centenares de miles de trabajadores y ciudadanos de más de 80 ciudades, han salido a la calle contra los recortes del Gobierno, contra la destrucción de empleo y a favor de otras alternativas distintas que reactiven la economía y el empleo.
El Secretario General de UGT, Cándido Méndez, ha manifestado que este 1º de mayo es también “contra la reforma laboral y contra las políticas de ajuste que están deteriorando los servicios públicos fundamentales en España.
El acto de hoy, supone una expresión de rebeldía pacífica, firme y democrática contra un atentado a los servicios públicos, al empleo y a los derechos sociales y laborales de nuestro país, que nos llevan por el camino del empobrecimiento.
El conjunto de la ciudadanía debería tener muy claro que al igual que se empezó descalificando a los sindicatos, y el objetivo real era recortar derechos e imponer esta reforma que empobrece a la clase trabajadora española, se pretende ahora deteriorar y privatizar los servicios públicos y nuestros salarios, y ante esto también se manifiesta en el día de hoy la población de este país.
Solo luchando podemos evitar que arrasen lo que tantos años ha costado conseguir. No solamente debemos hacerlo por nosotros, sino por nuestros hijos, por nuestros nietos, por los que nos tienen que suceder. 
Sino peleamos por nuestros derechos no podremos mirarlos a la cara y decirles que por nuestra cobardía les hemos dejado un mundo de miseria.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario