Sempre amb tu

Sempre amb tu

miércoles, 2 de mayo de 2012

Esperanza Aguirre es indigna del cargo que ocupa


Llamar gamberros a los sindicalistas no puede quedarse sin castigo. Que la presidenta de la Comunidad de Madrid y líder del PP en la capital de España se permita ese atrevimiento da cuenta de la deriva autoritaria de este Partido Popular.
El Gobierno intenta modificar el código penal hasta el punto de que sentarse en el suelo para hacer resistencia pacífica a la autoridad sea un delito. Se filtran las fronteras para hacer una criba ideológica de quienes acuden a la reunión del BCE de Barcelona. Si se ahogan las protestas legítimas y se criminaliza a los sindicatos, ¿cuál es la progresión lógica de esa dinámica?
Mucha gente puede tener la tentación de que los líderes políticos que están sumiendo España en la pobreza son unos auténticos gamberros. ¿Quiere Esperanza Aguirre encabezar una dinámica de falta de respeto a las instituciones?

No hay comentarios:

Publicar un comentario